jueves, 10 de enero de 2013

10 curiosidades históricas de la ciudad de Cuenca. I parte

File:Casacolgantecuenca.jpg Hay algunos historiadores que afirman que Cuenca fue la capital del antiguo pueblo de los "concanos", feroz pueblo que según dicen se mantenían de la sangre de los caballos mezclada con leche.

Se desconoce la fundación de esta ciudad, pero el primero en mencionarla fue el universal geógrafo hispano musulmán Al-Idrisi.

El florecimiento de la ciudad se debió a la construcción de una base aprovechando  las condiciones geográficas defensivas de las hoces que hicieron la tribu de los "Banu Di-l-Nun" de origen bereber. La ciudad se enmarcaba dentro de la cora o provincica de "Santaver", nombre que  proviene de una arabización de "Celtiberia".

 El primer gobernador militar de a ciudad que consta fue "Sulayman ben Utman", muerto en 768 por el maestro de escuela Sakya ibn Abd al-Wahid, que se declaró en rebeldía enfrentándose a las tropas omeyas de Abderramán I.
File:Flat casket Cuenca Louvre OA2775.jpg
Marfíl de Cuenca -Múseo del Louvre-

Durante el periodo andalusí, Cuenca tenía fama por sus trabajos en marfil y sus alfombras que eran muy apreciadas.

 En el siglo XII, la frontera entre Castilla y Cuenca y Toledo eran conocidas  como «tierra de Álvar Fáñez», debido al papel que desarrollo dicho guerrero castellano en la zona.

El famoso rey poeta de Sevilla, Al-Mu'tamid, aprovechó para adueñarse de Cuenca tras la derrota cristiana de Sagrajas; pero en 1091 los almorávides atacaron Sevilla y el rey Al-Mutamid envió a su nuera, la princesa Zaida, pidiendo ayuda al leonés Alfonso VI y ofreciéndole a cambio, para su guarda y custodia, la ciudad de Cuenca entre otras plazas y así entraron las primeras tropas cristianas. Pero Álvar Fañez fue derrotado en el verano de 1098 por los almoravides y  Cuenca pasó al control de los almorávides tras la batalla de Ucles.

File:Vista de Cuenca 076.jpg
En 1144 el caíd de Cuenca se rebeló y, al año siguiente, tomó Murcia y se declaró independiente

El llamado Rey Lobo o Ben Lope de origen "muladí", se proclamó rey de Cuenca, Murcia, Valencia y toda la parte oriental de la península y se enfrentó a los almohades hasta el 8 de marzo de 1172 en que murió, no sin antes aconsejar a su hijo Hilal que, dado el avance militar imparable de estos integristas, firmase un pacto con ellos.

La leyenda sobre la conquista de Cuenca, nos habla de un pastor llamado Martín Alhaja o Alhaxa que hizo pasar a los cristianos por la puerta Aljaraz, (Puerta de San Juan ahora), disfrazados con pieles de oveja y por donde penetraron las tropas castellanas, leonesas, aragonesas y reforzados por los Caballeros de Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada