jueves, 13 de septiembre de 2012

Las Moras, Hadas castellanas.


Morada de Hadas Castellanas

La Fuente o la Cueva de la Mora son terminos que podemos ver que existen en muchos pueblos castellanos e incluso en Madrid se cuenta con una parada de Metro con dicho nombre.
Muchas veces por el nombre y por el desconocimiento se pensará que el nombre le viene dado ya que antigüamente en esa fuente o cueva podía haber vivido una mujer de religión islámica y puede ser que en algun caso esto sea cierto,... pero en la mayoria de los casos la "Fuente de la Mora" o "Cueva de la Mora" son ante todo  terminos relacionados con la mitología y el mundo mágico.
Las Moras, son un grupo de hadas sobrenaturales que buscan como lugar para vivir cuevas, fuentes, rios o espacios subterraneos. Suelen estar dividirlas en dos grupos de hadas ( Las encantadas y las damas de agua).

Las Encantadas o moras encantadas se suelen dejar ver en cuevas o espacios similares y las damas de agua, ninfas o moras del agua o fuente, se dejan ver en fuentes o espacios similares. En las leyendas supersticiosas castellanas las moras suelen guardar las almas de algún muerto concreto, tesoros ocultos o están protegiendo fuentes o rios dandoles ciertas propiedades mágicas sobrenaturales, que en muchos pueblos el día de San Juan se utilizaban o se utilizán con fines medinacinales o mágicos. Y es en San Juan tanto por la mañana como por la noche cuando suelen aparecer y a veces en algunos pueblos suelen llevar el añadido de "moras Sanjuaneras".

Muchos de los relatos coinciden en que son mujeres muy bellas, rubias y de gran melena, que solían tener un peine y un espejo de oro, que guardan siempre un secreto, que quieren ser liberadas, y a veces podian estar tendiendo ropa o estar peinandose. Solían aparecer a hombres -agricultores o pastores- que solían quedar hechizados por ellas. En algunas versiones suelen convertise en culebras o estar relacionado con la leyenda de las Lamias y tener patas de oca para ver si su hechizado realmente las quiere al ver su verdadero aspecto.
Algunos antropologos han creido que las moras castellanas emparentadas con las mouras gallegas tienen un origen celta, y que podría provenir de la palabra "mahra" o "mahr" con que desginaban los celtas a ciertos espiritus.

Otros nombres que suelen recibir son Anjanas y encantáas o encantos en Cantabria, "Encantás" en el sur meridional castellano, Janas en León o también denominarse con otros nombres como "ondinas", "ninfas", "damas de agua", "reinas moras" o también "Lamías" ya que son una versión de la misma leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada